Orgonites y Pirámides

El consultorio principal es una Pirámide Modelo Sekhmet, de 6 x 6 metros de lado, donde los pacientes disfrutan de un profundo relax mientras reciben terapia cuántica.

   
         
 

El Centro Aurora de Nicaragua cuenta entre sus recursos terapéuticos, con pirámides perfectas, cuyas funciones son variadas. Sus efectos terapèuticos ya certificados son ANTI-INFLAMATORIO, ANALGÉSICO, BACTERIOSTÁTICO, MIORRELAJANTE y SEDANTE.

 
   

 

   
 

Estos efectos generales tienen como consecuencia en el tratamiento de urgencia, el alivio en minutos del dolor en casos de esguinces, torceduras, cortes, golpes y accidentes similares. Se evita el escayolado (enyesado) y se hace innecesario el consumo de antiinflamatorios, analgésico y antibióticos. Pero en tratamientos prolongados, se obtiene éxito en toda clase de reumas (todas las modales de reuma tienen una etiología de fondo común, en la distorsión molecular, no en factores químicos); también en el reuma existe la complicación causada por el oportunismo bacteriano, pero la pirámide lo inhibe totalmente. Entre otras dolencias de similar gravedad, se ha tratado con éxito en todos los casos, la esclerosis múltiple.

 

El primer paciente curado de esclerosis múltiple se trató a si mismo con una pirámide de mala calidad (por el alto contenido de ferromagnéticos), pero siguiendo puntualmente las indicaciones del Dr. Ulises Sosa Salinas, pionero en la piramidoterapia en Cuba y a nivel mundial. Actualmente, el ex-paciente se dedica a ayudar como voluntario, a los piramidoterapeutas y a otros pacientes que también están saliendo felizmente de las garras de la esclerosis múltiple, aún "Incurable" para la medicina ortodoxa. También han tenido éxito (aunque no bajo protocolos de investigación vigilada como los anteriores) los casos tratados de asma, septicemia, varices y diversos trastornos del sueño.
Por lo tanto, a nivel terapéutico específico, podemos decir también que la pirámide perfecta es ANTIRREUMÁTICA, ANTIESCLERÓTICA, ANTIASMÁTICA, CORRECTORA DE PROBLEMAS CIRCULATORIOS y según puede comprobarse no sólo en terapia prolongada, sino también en laboratorio casero, es ANTIOXIDANTE. Esta propiedad (derivada del barrido de radicales libres y de la reestructuración molecular del agua) asegura una mayor longevidad celular, por lo tanto orgánica, consecuentemente del individuo en total.

 
         
 

 

 

Aparte de los usos de las pirámides en la agricultura, apicultura, veterinaria y otras actividades, el uso en terapias humanas ha ido en aumento a medida que profesionales médicos de todo el mundo se han ido informando de esta revolucionaria modalidad terapéutica.

Los pioneros de la piramidología han sido varios investigadores de muchos países, que supieron aprovechar el paso inicial de Antoine Bovis (también llamado el "Padre de la Geobiología Moderna"), francés polifacético que descubrió en 1927 el llamado "Efecto Piramidal", haciendo reproducciones a escala de la Gran Pirámide de Gize -mal llamada "de Keops"- y probando -entre otros- el efecto deshidrantante de la pirámide.

En 1949 el checoslovaco Karel Drbal solicitó una patente sobre un dispositivo piramidal de cartón de unos 15 centímetros de altura, que podía usarse para recuperar el filo de las hojas de afeitar, tan escasas y caras durante las primeras décadas de postguerra. Finalmente, al cambiar el director de patentes, el nuevo funcionario retomó el expediente y procedió a efectuar una serie de pruebas, que determinaron la real funcionalidad del ingenio, aunque no pudieran explicarse las causas físicas, que se averiguaron más tarde.
 
         
 

Modernamente, el eminente médico cubano Dr. Ulises Sosa Salinas, de especialidad ortopedista, comenzó a tratar pacientes con diversas dolencias en 1985. Casi paralelamente (aunque desde 1973) y sin mutuo conocimiento hasta el año 2000, el argentino Gabriel Silva desarrollaba investigación interdisciplinaria sobre las pirámides, consultando a toda clase de profesionales, especialmente a su padre, que era ingeniero. Entre 1984 y 1991, su investigación se centró en la física cuántica, para determinar las causas profundas del Efecto Piramidal, reuniendo a un equipo de físicos, un matemático y -en modo periférico- a numerosos biólogos.
También había conseguido resultados terapéuticos con animales y plantas, hasta que finalmente lo aplicó en él mismo, ante un cuadro de artritis deformante, así como numerosos casos de asma, otros tipos de reumas, infecciones y otras dolencias tratadas con notable éxito.


No han faltado intentos de desprestigiar la piramidología y la piramidoterapia en especial, pero todos han sucumbido ante la indiscutible evidencia de los hechos, sobre todo porque las pirámides no implican forma invasiva de tratamiento y aunque existen algunas precauciones en una de las modalidades de uso, así como casos de crisis curativas o "agravamiento terapéutico", en los pocos casos en que la piramidoterapia no sea lo más efectivo tampoco existe riesgo para la vida de los pacientes, ni riesgos de agravamiento real.

   
         
 


El equipo de Gabriel Silva determinó que la causa de "recuperar filos de hojas de afeitar" no es una forma de abrasivo cuántico, sino la reestructuración de los cristales del acero, así como la eliminación de las protomoléculas de agua de sus intersticios. Ese mismo efecto es la causa de de la reconstitución orgánica, de la eliminación de los factores reumáticos, de la corrección citoplasmática, así como se determinaron otros efectos, como la eliminación de los radicales libres de cualquier tipo, inhibiendo los procesos oxidantes y toda forma de putrefacción, sin impedir los procesos normales de digestión, etc..
Por ello es posible tratar con las pirámides la mayor parte de las dolencias físicas humanas, lo que en compatibilidad total con la mayor parte de las terapias naturales, permite abarcar un amplísimo espectro terapéutico sin riesgos iatrogénicos. La piramidoterapia es compatible con la acupuntura, digitopuntura, su-jock, homeopatía, manoterapia, reflexología, kinesiología, reiki, quantum, cristaloterapia (litoterapia), buena parte de la alopatía e incluso con la magnetoterapia. Esta última sólo debe ser practicada fuera de la pirámide y cuando se usa en función de antipirámide, la magnetoterapia debe practicarse con algunos minutos de intervalo. Aunque el uso de pirámides en función de "antipirámide" parece sencillo, no se recomienda su práctica por parte de aficionados, sino por médicos y terapeutas bien formados en la especialidad. Pero en el interior de una pirámide perfecta y construida con los materiales adecuados (totalmente paramagnéticos), es posible permanecer todo el tiempo, y cuanto más, tanto mejor.

El resultado en Cuba, del trabajo conjunto con el Dr. Ulises Sosa Salinas, con la magnífica colaboración de médicos civiles y militares cubamos, así como veterinarios, apicultores y agricultores de ese país, fue una serie de avales que culminó con el dictamen de la CENAMENT (Centro Nacional de Medicina Natural y Tradicional), que puede verse al lado derecho -->

   

 

 

 

Médicina Interna - Medicina Cuántica y Holística

Km 19 Carretera a Masaya, 100 mts. Sur, 150 mts.Este | Managua, Nicaraga

Mail: dawan54@gmail.com | Telf: (505) 222279-9223 | Móvil: (505) 8446-2925 (claro)

Todos los derechos reservados ® 2013